SEARCH

Cargando...

sábado, 5 de noviembre de 2011

Cómo usar: chalinas y bufandas

Si te aburriste de colocar las chalinas siempre de la misma forma, en triángulo o simplemente alrededor del cuello, es hora que conozcas estas cinco formas de actualizar tu estilo!
Te recomiendo usar una chalina muy muy larga (comencé probándolos con una estándar, semigruesa y de largo considerable) y, en lo posible, muy maleable (terminé usando una chalina hecha por mí de un 1m x 1,5m de gasa, porque nada salía!).
Podés hacer tus propias chalinas de verano con un cuadrado o rectángulo de gasa. No sale más de $20 el metro (y el ancho es de 1,5 m) y vienen en miles de colores y estampados. También sirve modal (algodón con lycra), batista y otros géneros livianos y suaves al taco, pero sin duda el género que mejor funciona es la gasa. Lo único que hace falta es hacer un dobladillo en los bordes (podés hacerlo a mano o a máquina) o, sino disponés de la paciencia necesaria, podés quemarlos, muy prolijamente, con un encendedor.

THE PREP
1. Dá una vuelta alrededor de tu cuello, dejando un extremo más largo que el otro.
2. Envolvé una o dos veces el cuello con el extremo largo (dependiendo del largo total de la chalina).
3. Pasá ese extremo a través del círculo que se formó alrededor del cuello.
4. Hacé un nudo flojo entre los dos extremos.    


THE BOHO
1.  Dá una vuelta alrededor de tu cuello, dejando los extremos del mismo largo.
2. Hacé un nudo.
3. Acomodá el círculo alrededor del cuello sobre el nudo que hiciste.


THE MODERNthemodern
1.  Colocá la chalina sobre tu cuello (sin envolver), dejando los extremos del mismo largo.
2. Anudá los dos extremos de la chalina entre sí.
3. Formá dos círculos y acomodalos alrededor del cuello.


THE CITY
1. Dá una vuelta alrededor de tu cuello, dejando un extremo más largo que el otro.
2. Envolvé una vez más el cuello con el extremo largo, acomodando de forma que el más corto quede escondido.
3. Tomá de la puntita del extremo largo y enganchala en el lado opuesto, arriba.


THE CLASSIC 
1. Dá una vuelta alrededor de tu cuello, dejando un extremo más largo que el otro.
2. Envolvé una o dos veces el cuello con el extremo largo (dependiendo del largo total de la chalina).
3. Anudá los dos lados de la chalina por sus extremos (que serán desiguales) y, tomando del extremo largo, pasalo por arriba de la chalina alrededor del cuello, sacándolo por debajo.

Via WWW   
¡Hasta la próxima! Gogui. 
 MIRAMEYVESTITE EN:  formspring: www.formspring.com/mirameyvestite facebook: www.facebook.com/mirameyvestite

1 comentario:

sofia martínez dijo...

Amé las propuestas, estos accesorios me encantan sobre todo cuando se usan como head scarf, se me hace una opción para el verano.